Blogia
EN LAS ESTANCIAS DE CLÍO

2004: ¿Annus horribilis para la divulgación histórica?

Comenta David Solar en el número de este mes de la revista "La Aventura de la Historia", la desolación que le produce el panorama de la novela histórica en este año que termina. Insiste en cómo han proliferado determinados subproductos, sin citar nombres.
Pues bueno, yo los cito. Evidentemente, se está refiriendo a El Código Da Vinci, secuelas, precuelas e imitaciones. Pero lo peor de todo es que la cosa no se queda en los aspectos meramente ficticios. Jugando con el argumento, se ha establecido una especie de ambigüedad consistente en no aclarar dónde empieza y dónde termina la ficción, y dónde la realidad histórica.
El resultado es que el síndrome ha acabado afectando no ya sólo a la novela histórica, sino también al ensayo histórico. Contad, ¿cuántos libros se pueden encontrar hoy en día en una librería que respondan a títulos como Las claves del Código Da Vinci y similares?. La última vez, yo conté una decena.
Y este tipo de lecturas tienen su público. Y es mucha la gente que se ha creído a pies juntillas lo del Priorato de Sión, los templarios, cátaros, griales y demás.
Alguno puede pensar que el ensayo histórico ha hecho algo más este año. Y es cierto, pero el panorama no resulta mucho más optimista. Las editoriales parecen haberse centrado fundamentalmente en tres temas:
-Historia militar del siglo XX.
-Reyes y reinas de la Historia de España.
-La guerra civil.

En el caso de los reyes y reinas, creo que el mercado empieza a estar saturado. ¿Cuántas biografías podemos encontrar ahora mismo sobre la figura de Isabel "la Católica"? Ya no quedan prácticamente personajes regios de los que escribir biografías/hagiografías. Incluso los hijos ilegítimos se han subido al carro. El resultado es que nos hemos encontrado con autores que han llegado a publicar este año biografías reivindicativas no ya de Isabel II, sino incluso de Fernando VII, lo que casi podría parecer una broma de mal gusto.

Pero el panorama resulta desolador en el ámbito de la Guerra Civil española. ¿Está todo dicho ya? Evidentemente no. Pero el problema es que los libros que han salido a lo largo de este año parecen profundizar en una línea que ya se inició hace unos cuantos años, consistente en usar los estudios sobre nuestra guerra civil como arma ideológica. Libros que no están interesados tanto en abrir nuevas vías de investigación o profundizar en las ya existentes, como en poner a caldo a sus rivales ideológicos, identificándolos con uno de los bandos de la guerra; así, unos se acusan a otros de fascistas, matacuras, genocidas, etc. El problema es la obsesión de esta gente en salpicarnos con sus debates. Insisten hasta la extenuación no ya en volver a las trincheras -si acaso alguna vez salieron de ellas-, sino en meternos de cabeza a nosotros en ellas.
Se hace urgente una obra de síntesis. Una obra en la que historiadores de izquierdas y derechas asuman como causa última la investigación histórica, y no ser los mamporreros del partido de turno. Por ahora, lo único con lo que nos encontramos es con la versión historiográfica de ese argumento tan querido por nuestros políticos de "y tú más".

¿Otros temas? Si te interesa -como es mi caso- la Hispania antigua o la Protohistoria, este ha sido un año pésimo. Y si te interesan los estudios sobre la época medieval más allá de las biografías (o al menos, de las biografías de personajes regios), no ha sido mucho mejor.

Y no hablemos ya de otras vías de la divulgación histórica. Ese ente (nunca mejor dicho) público que es TVE apostando por una serie de temática "arqueológica" como Planeta Encantado, en la que se mezclan las pirámides con los extraterrestres, a Jesús de Nazareth con los extraterrestres, las pinturas de Tassilli con los extraterrestres... sin comentarios.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

6 comentarios

Logan -

Sobre el concepto de Historia, estoy de acuerdo contigo, Aposentador, y con Toni. Habría que observar sin lentes de ningún tipo la Historia, pues los puntos de vista políticos no son más que las caras de la misma moneda.

Yo creo que habría que observar la Historia sin ideas de por medio, aunque no es cosa fácil. Se me ocurre que haría falta, más que un juicio de la Historia, más bien una "biología de la Historia". Tengo pendiente leer al historiador inglés Toynbee, que redescubrió la existencia de ciclos sociales (y pongo el re- porque lo de los ciclos vitales de la Historia no es nada nuevo para las concepciones tradicionales).

Logan -

Lo de J. J. Benítez clama al cielo (ese cielo donde él espera encontrar ovnis tras cada nube), y eso que siempre me ha caído bien en su faceta de persona e investigador (aunque puede que sea porque mi madre era asidua de sus libros). Pienso que Benítez es un escritor e investigador muy capaz, pero está dominado por toda una ideación que le lleva a ver extraterrestres y ovnis en todo símbolo. Es su "religión", qué se le va a hacer. Lo malo es que arrastra a mucha gente, pues estas pseudoespiritualidades de extraterrestres y nuevas eras tienen algo en común con la figura cristiana del diablo: que son terriblemente atractivas en su disfraz de "ángel de luz".

Son encomiables su minuciosidad y el amor que pone en su trabajo, pero anda perdido, en mi opinión. Es como el que, ante el dedo que señala a la Luna, se agarra al dedo en vez de mirar a la Luna, y no sólo eso sino que estudia e investiga todo lo que tenga que ver con el dedo, pero a través de una lente personal, una "idea del dedo" muy suya (o de sus preceptores).

Toni M. Jover -

La historia preexiste de forma pura, Furúnculo, y es objetiva. Es la Historia la que es subjetiva, qué remedio si somos los sujetos quienes intentamos interpretarla... En el ejercicio de desvincularse del sujeto lo más posible la historia se convierte en Historia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Aposentador -

Bienvenida marita...
Y a forúnculo, conste que esta página no pretende subirse a ninguna cátedra ni montaña. Lo de la foto se debe a que buscaba una imagen invernal y ésta me pareció muy bonita (La imagen de portada no es fija, la iré cambiando periódicamente)
Si te gustan los ovnis, sobre gustos no hay nada escrito. Pero no es ese tema el que se tratará en el blog.
Por lo demás, se agradecen también los comentarios críticos.

forunculo inguinal -

Hablas como si la historia fuese algo objetivo y preexistente de forma pura.
Y la historia ante todo es opinión, o sea subjetividad, cuando no manipulación descarada y propaganda...
Prefiero los ovnis, la verdad, a los sermones desde las montañas y las cátedras

marita -

como que sin comentarios, comenta comenta.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres